Sorpresa en Halloween

El 31 de Octubre del 2020 me encontraba en Luxemburgo. Habia hablado con Tom, luxemburgues integrante de la Asociacion Argentina-Luxemburguesa, y le habia comentado que estaria unos dias por alli. Tiempo antes a traves de emails le habia comentado que me gustaria mucho saber donde estaria enterrado Adam Waldwilling, ese tio abuelo que ha sido casi un misterio para mi y muchos otros familiares.

El habia ido desde Luxemburgo a Argentina junto a sus padres y hermanos, en la gran ola de inmigracion a finales del 1800. Luego tuvo que retornar a su tierra de origen, pero alli murio a poco de haber llegado. Habia algunas versiones de que se habia muerto en el barco de regreso a Luxemburgo, pero estando aqui me entere que no fue asi, que fue a poco tiempo de llegar, aparentemente por una enfermedad. Pero nadie sabe a ciencia cierta que y como paso y donde estan sus restos.

No se por que junto a un par de primas que conoci hace muy poco, sentimos el llamado a averiguar de el. Demasiados misterios a develar, un amor imposible entre otras cosas.

Tom trabaja desde muchos anios en los Archivos Nacionales de Luxemburgo, ademas es un apasionado de las historias de los inmigrantes que fueron a Argentina, asi que el consiguio algunos datos de Adam, pero no sabe donde pueda estar.

Grande fue mi sorpresa cuando ese dia de Halloween, vino a buscarme junto a su hija, para llevarme al cementerio a buscar la tumba de Adam. Yo habia invitado a una prima que justo estaba de paseo por Luxemburgo tambien asi que fuimos los cuatro a hacer esta singular expedicion.

Un dia precioso, cielo turquesa, soleado y frio. Como por arte de magia, el tiempo habia mejorado justo ese dia. Los anteriores habian sido grises y lluviosos. Era como que todo conspiro para realizar esa mision.

Encontramos varias tumbas de Waldwillig, seguramente parientes tambien pero no eran nombres del arbol familiar que nos resonaran. Una experiencia unica, una gran paz en mi corazon, y a la vez una gran alegria. Adam necesita sentirse querido y recordado, asi lo siento en mi corazon. Si bien no encontramos su tumba donde poder ponerle flores y hacerle un homenaje, siento que el debe sonreir desde donde este.

No quedara aqui la historia, seguramente algun dia podre encontrar donde esta Adam, pero es algo inolvidable. Un gran gesto de Tom.

De alli fuimos a Grevenmacher, tierra de varios de mis ancestros. Muy emocionante ver ese pueblo desde donde se ve la vecina Alemania, quizas por eso, muchos en mi familia creian que eramos descendientes de alemanes. No habia casi nadie en las calles, era casi alusiva tambien al dia de Halloween, creo que solo andaban por alli algunos fantasmas.

Ame ver las preciosas y grandes estatuas de bronce con sus historias. Me fascino la de un violinista y cantor ciego que tocaba el violin siempre acompaniado de su perro, conocido como De Blannen Theis. Habia un bar en el que solo se sirve la cerveza y vinos locales, y que no ofrecia nada de comer, pero era muy bonito. Otro mundo a solo media hora de la ciudad de Luxemburgo.

Luego nos llevo a ver un impresionante castillo y mas tarde a su casa, ubicada en una colina desde donde se podia apreciar el precioso paisaje luxemburgues. Su esposa nos esperaba con un delicioso festin de comida tradicional del lugar. Y por si fuera poco, nos deleitaron con su musica y coleccion de radios y objetos antiguos que aun funcionan.

Si, ese dia, senti que estaba cumpliendo una mision, la de buscar y reconocer a Adam.

Previous article

Paris en el 2020

Next article

Arboles