Olivia

Es el nombre de una tienda en Palm beach. Obviamente no puedo poner nombres reales aqui, pero si alguna vez van por alli y se ponen a hablar especialmente con las tiendas que han estado durante anios, se van a enterar de muchas historias.

Pueblo chico, infierno grande. Todos se conocen alli. Es como otro mundo. Donde hay belleza, abundancia, tranquilidad, moda. Es precioso.

Era un suenio poder estar alli ganando dinero solo por caminar con ropa fabulosa y hablando con la gente.

Yo trabaje muchos anios de modelo en tiendas famosas en Bal Harbor de Miami. Pero cuando me surgio la oportunidad de ir a Palm Beach, no lo dude.

Yo ya estaba mas madura, no me sentia tan bien modelando con las chicas jovencitas de Bal Harbor, ademas me ofrecian mas dias y mas horas el publico es gente mayor que no me conoce.

Lo unico que era molesto era el manejar desde Miami a Palm Beach, que en el mejor de los casos y a una buena velocidad es una hora para ir y otra para regresar.

Por eso, tiempo mas tarde me mude a la casa de una mujer joven con un hijo pequenio que me quedaba solo a unos quince minutos de alli.

Era solo por una temporada, la de mas movimiento, que es “Fall”, la epoca previa a las Fiestas y Tambien el comienzo del anio.

En los tiempos mas calurosos, o sea, desde Junio hasta Setiembre, no habia trabajo alli.

Yo estaba encantada, podia ahorrar algo, y disfrutar de mi trabajo. Asi es que inclusive participe de un desfile de modas en la mismisima casa del Presidente Trump. Me codeaba con lo mas alto de la sociedad americana.

Creo que soy una actriz frustrada, porque me gusta ponerme en el papel de personajes. Yo alli me sentia como una mas de todos ellos. Ya era habituee de los restaurantes de alli, y todos me trataban como una reina.

Trabajaba con varias casas de moda, pero Olivia, era de una mujer argentina que estaba feliz de que yo le trajera clientas a la boutique.

En si mi trabajo, como el de otras modelos alli, era el de caminar entre la gente y dejarles tarjetas de la tienda, y alli, inmediatamente se compraban lo que yo llevaba puesto.

Yo iba varias veces a la semana, era parte de alli. Ella no solo llevaba disenios de Argentina, sino joyas Tambien.

Asi que un buen dia llegue a la tienda, y el manager me dijo que tenia que modelar joyas, y hacer una session de fotos con ellas Tambien alli mismo.

Yo debi haber negociado puesto que la session de fotos no estaba incluida en mi trabajo, pero era tanto lo que yo disfrutaba haciendo mi trabajo, que accedi.

Luego me dijo que fuera a caminar con todo eso, y yo le dije que era demasiado.

Ademas de la ropa, llevaba un bolso, un anillo en cada dedo, cada uno de ellos era costosisimo, y ademas modelaba los anteojos de otra tienda. Todo al mismo tiempo.

Era demasiado. Pero la duenia no estaba y el manager insistio. Asi que yo hice mi trabajo habitual, que era una hora de dar vueltas por todos lados alli, y luego ponerme un segundo outfit y hacer lo mismo nuevamente, previa parada en la casa de anteojos.

Yo estaba muy feliz Tambien porque al otro dia me iba a Argentina, ya que mi mama cumplia sus ochenta anios, y hacia una gran fiesta.

Asi que terminando mi jornada, me cambie y como siempre, entregue todo a la duenia que ya estaba en el lugar. Ella puso cada cosa en su lugar, pero alli se dio cuenta que faltaba un anillo.

Yo no me habia dado cuenta, porque todo era rapido. Y como dije anteriormente, tenia puestas muchas cosas.

Asi que empezamos a buscar por todos lados, y no aparecia, yo le dije, “Mira, de aqui no me voy hasta que se encuentre”, asi que buscamos en cada rincon, me saque mi ropa, di vuelta mi bolso, para mostrarle que no tenia nada. Estuvimos asi durante unos dos horas, y no habia caso.

Finalmente ella dijo que quizas habia sido un error, que quizas ese anillo en realidad estaria en su casa, y que lo encontraria. Yo no me podia acordar ni siquiera de que anillo se trataba.

Yo solo se que tenia un monton de anillos y cosas puestas, pero no podia recordar que era exactamente y de seguro yo no se lo habia dado a nadie.

Era la primera vez en veinte anios de modelar en USA que me pasaba algo asi. En el Generalmente pasan cosas en el backstage de la moda. En el detras de una pasarela, con muchas modelos, donde hay ademas mucha otra gente, en el medio del corre corre, suceden cosas, pero nunca me habia pasado a mi directamente.

Justo el dia antes de irme a Argentina, a celebrar con mi mama.

Yo tenia que terminar de organizar la maleta y regresar a Miami.

Mil pensamientos en un segundo. Luego de buscar y ya darnos por vencidas alli, ella, la duenia del lugar me dijo que seguro estaba en su casa, que seguro iba a aparecer que me fuera.

Yo le insistia que buscaramos una solucion pero era Sabado de noche. Ya era imposible ir a la calle o a los lugares donde yo estuve a ver si estaba alli.

Asi que me fui, y mas tarde hablamos y le pregunte si finalmente lo habia encontrado en su casa, y me dijo que no, pero que me fuera tranquila a Argentina que lo ibamos a resolver.

Yo no lo podia creer, no queria irme asi, pero tenia el ticket, eran el cumple de mi mama, no podia volverme atras, ademas yo estaba trabajando sola con alguien a quien apreciaba y con quien teniamos una hermosa relacion laboral, seguro que lo ibamos a resolver.

Si habiamos inclusive compartido algun que otro martini fuera de las horas de trabajo.

Una vez en Argentina, hable con ella un par de veces y me dijo que habian ido personalmente a todos los restaurantes de esa calle, los que yo habia visitado. Que habian hablado con todas las personas conocidas, que habian agotado los recursos para averiguar donde pudiera estar ese anillo y no habia forma de encontrarlo.

Finalmente, ella fue a la policia a hacer una denuncia de la desaparicion del anillo. Y me dijo a mi “Mira, revolvimos cada milimetro del negocio, hablamos con todos los vecinos, lugares que visitaste, no quedo hueco por visitar, yo creo que te lo llevaste tu, y te pido que me lo devuelvas, porque ademas aqui hay camaras en todos lados”

Yo senti que me habian abofeteado, lloraba desconsoladamente, como iba yo a probar que no habia sido yo, si ademas al dia siguiente me habia ido de viaje?

Lo que mas me dolia es que ella me haya culpado a mi, no solo eso, se fue adonde yo estaba quedandome alli cerca, la casa de la Sra que tenia un ninio, y reviso mis cosas, volvio a desarmar el bolso de trabajo que yo siempre llevaba, en el que tenia todo lo basico para modelar.

La Sra, Susana, que no me conocia de anios, Tambien se enojo conmigo. Ella no podia creer encontrarse en una situacion asi. Yo hacia poco que le habia rentado una habitacion, ella no sabia quien era yo fuera de parecer una persona seria y honrada.

Todo lo que yo habia venido construyendo, se estaba cayendo injustamente y yo no podia hacer nada. Yo estaba lejos, y por si fuera poco, no podia transmitirle alegria a mi mama.

La preocupe, en el medio de sus ansiados preparativos.

Entonces, la noche anterior a la gran fiesta de cumpleanios, fuimos con mi hermana y su marido, a visitar la ermita de la Virgen de Schoenstatt, en las afueras de la ciudad.

Alli le pedi con todas mis fuerzas a la Virgen Maria que por favor, me concediera un milagro, que me ayudara. Lo pedi con devocion y prometi hacerle una ermita en la zona donde yo trabajaba, en Palm Beach, donde vendria bien algo espiritual.

Al otro dia mientras decorabamos el salon, mi mama me llamo al club, y me dijo que el anillo habia sido encontrado.

Demas esta decir como llore de alegria y alivio, de felicidad. Ya todo estaria bien.

Yo me hubiera querido quedar mas tiempo compartiendo junto a los mios alli, pero como era temporada alta, ya habia organizado para volver enseguida, en una semana estaria de nuevo trabajando.

Pero vaya sorpresa me esperaba cuando regrese, no solo me despidio sino que mis propios companieros de trabajo ya no me saludarian, y los vecinos me mirarian con mala cara.

De nada sirvio todo el tiempo y la dedicacion, de nada habia servido que volviera casi inmediatamente de Argentina, de nada habia servido tantas lagrimas derramadas.

El danio ya estaba hecho. Al no encontrarlo, habia ido tienda por tienda, bar por bar, persona a persona, diciendo que yo habia huido con el anillo.

Y en realidad, luego de repasar todos los pasos que yo habia dado, el anillo habia sido encontrado en una bolsa que yo modelaba para la tienda de los anteojos, se ve que al entregar las tarjetas de alli, el anillo cayo ahi adentro, claro! me quedaba grande!, pero era tanto lo que tenia encima, que no podia registrarlo todo.

Pero ya era demasiado tarde para reparar el danio que me habia causado. Y esta mujer, la duenia de la tienda, no tenia la dignidad ni la altura suficiente para ayudar a revertir la situacion, no tuvo en cuenta todos mis esfuerzos, ni quien soy ni la relacion que teniamos, ni siquiera que yo me habia vuelto de Argentina antes de tiempo para estar alli.

Dias mas tarde, una boutique que sabia como yo trabajaba me contrato y un dia al estar hablando con una diseniadora me conto la historia como que la que se habia ido de viaje con el anillo era otra, no se dio cuenta que hablaba de mi, ya no era lo mismo.

Igualmente, me sugirieron que iniciara acciones legales por danios y perjuicios. Y trate pero no tenia las pruebas que se necesitaban, porque los testigos que en un principio me dijeron que contara con ellos, mas tarde no quisieron porque tenian miedo que les afectara sus puestos de trabajos, y todos alli se conocen.

De todos modos, la optica que me proveia los anteojos, siguio contratandome y fue otra la tienda para la que modelaba, aunque no con la continuidad que tenia con la boutique con que me inicie alli.

Por eso, muchos planes cambiaron, una etapa empezo a quedar atras. Causo mucho dolor, pero evidentemente el dolor es parte del crecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous article

Rosana